- Te deseo lo mejor
-Entonces quédate conmigo

jueves, 23 de octubre de 2014

❥ Si pudiera soñar...


Creo que estamos demasiado acostumbrados a despreciar las pequeñas cosas que nos hacen grandes. Solemos pasar por alto los detalles creyendo que no valen nada, pero se nos pasa recordar que los grandes edificios no se construyen solos y que Troya no se tomó en un día.

Me gusta dormir. Qué simple suena ¿verdad?
Tan fácil como cerrar los ojos y acompasar la respiración entre silencio y oscuridad.
Tan básico como recargar energía y relajar el cuerpo, dejar sueltos los músculos.

Me gusta meterme en la cama y sentir como el frío de los huesos desaparece poco a poco y el calor de mi cuerpo (o del tuyo, cuando hay suerte) me calienta hasta lo más profundo del alma. Me hace sentir bien la sensación de seguridad que da estar envuelto entre sábanas suaves y pensamientos acolchados.

Oh, pero sin duda lo que mas me gusta de dormir es poder soñar, porque cuando sueñas dejas a un lado lo real y te conviertes en el dueño de tus propias ilusiones.
Tan increíble como borrar el dolor y las malas experiencias y construir otras desde los cimientos. Ser capaz de imaginar una realidad paralela en la que eres y sientes lo que tú quieres ser y sentir.
Nadie puede tocarte, nadie puede alcanzarte.
Nadie puede hacerte daño.

Si pudiera elegir me quedaría dentro de los sueños. Esos en los que no puedes correr demasiado rápido, el cielo no es azul y la hierba no es verde porque simplemente no hay colores. Todo es ambiguo, tan ambiguo como los sentimientos. No se siente demasiado dolor y tampoco se ama intensamente hasta sentir que tu pecho explota en mil pedazos.
Se agradece.

Si pudiera elegir querría ser la persona que logro ser en mis sueños. Alegre, risueña, dispuesta a correr caminos sin saber donde van a acabar. Dispuesta a tirarme por acantilados sin ver el océano al final de la caída porque sé que haré que el golpe sea indoloro.

Si pudiera elegir... elegiría una realidad alternativa en la que solo estuviéramos tu y yo, sin necesidad de palabras ni de gestos malintencionados. Sin agujas en los relojes y sonrisas tímidas. Sin tener la lluvia el poder de mojarnos ni el sol la capacidad de quemarnos. Sin todo aquello que nos aleja y que nos hace seguir siendo dos desconocidos.

Si pudiera...

Si pudiera elegiría vivir soñando.

Pero siempre contigo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario